La labradorita es una gema con propiedades fuertemente vinculadas a la esfera intangible: la mente y las energías que la influyen. Propicia el desarrollo y la expansión de nuestro pensamiento y nuestra sensibilidad.